Todo lo que necesitas saber para pedir un préstamo en México con seguridad aunque sea la primera vez que lo haces

¿Estás pensando en comprarte un auto nuevo, cambiar algún electrodoméstico en tu casa o quieres montar un negocio? ¿No tienes liquidez suficiente y quieres pedir un crédito, pero te asusta que tu banco te recomiende uno demasiado caro, o que algún prestamista se aproveche de ti?

Con la cantidad de letra pequeña que tienen los contratos y todos los usureros que hay por ahí, sabemos que es difícil sentirse seguro.

Pero no te preocupes, ¡la información es poder! Saber qué organismos pueden protegerte y asesorarte y conocer las leyes que regulan los préstamos te ayudará a no caer en ninguna trampa.

Y esta es la información que vas a encontrar hoy aquí.

  1. ¿Quién controla la actividad de los prestamistas?
    • El registro de prestadores de servicios financieros
    • Orientación jurídica y defensa legal a los usuarios de productos financieros
  2. La Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros
  3. La Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros: comisiones e intereses
  4. Las tasas de interés
    • Las tasas de referencia
  5. Protección contra cláusulas abusivas
    • ¿Cómo puedes ordenar la supresión de cláusulas abusivas?
  6. ¿Cómo hacer una reclamación contra un prestamista?
    • El procedimiento de conciliación
    • El procedimiento de arbitraje

En primer lugar, debes conocer las dos principales leyes que regulan la actividad de las entidades de crédito en México. Una es la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros. La otra es la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

1. ¿Quién controla la actividad de los prestamistas?

Si estás pensando en pedir un préstamo y tienes miedo de que te engañen, puedes estar tranquilo. Hay un organismo gubernamental que se encarga de informar y proteger a los ciudadanos en estos casos. Esta Institución es la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros).

Este órgano regula la actividad de las entidades financieras y las empresas de préstamos en México. Y puede facilitarte información sobre los productos y servicios que ofrecen. Si tienes dudas acerca de un préstamo o una compañía, ponte en contacto con ellos. Te proporcionarán información objetiva y detallada.

Además, se encarga de protegerte para que no sufras abusos. Pone a tu disposición información sobre aquellos prestamistas que actúan de forma irregular. Y sobre los productos que podrían causarte problemas financieros. En caso de que tengas algún conflicto con tu entidad de crédito, la CONDUSEF te protegerá a ti y a tus intereses.

¿Quieres presentar una queja o una reclamación contra tu prestamista? Puedes hacerlo ante la CONDUSEF y mediarán en la disputa poniéndose siempre de tu lado.

Y, por si esto fuera poco, la CONDUSEF tiene autonomía para imponer las sanciones previstas por la ley.

Registro de prestadores de servicios financieros e información a los usuarios

¿No tienes claro si el prestamista que te interesa es de fiar? ¿Tienes dudas sobre la calidad de los créditos que ofrece? ¡Echa un vistazo al Buró de Entidades Financieras!

Es un listado con todas las instituciones financieras mexicanas y sus productos. Te muestra datos detallados, incluyendo las comisiones que cobran por cada servicio y sus tasas de interés. También publica información sobre el comportamiento general de los prestamistas. Y lista las sanciones y reclamaciones que han recibido.

¿Quién y cómo elabora esta lista? Pues es creada por la CONDUSEF. Primero pide a los prestamistas información sobre sus productos y la contrasta. Después revisa los índices de reclamación contra cada entidad y cada servicio.

Así tienes a tu disposición información de primera mano sobre la oferta de servicios de las entidades de crédito y su reputación.

Como puedes ver, el Buró de Entidades Financieras es de gran valor informativo. Pero no sólo eso. Al elaborarlo, la CONDUSEF vigila que no existan cláusulas abusivas, estipulaciones confusas o frases que no te permitan conocer claramente tus obligaciones.

Y si tú encuentras alguno de estos elementos debes reportarlo a la CONDUSEF. Se pondrán en contacto con el prestamista y le pedirán que modifique el contrato de ese producto.

Entonces, ¿dónde puedes consultar esta lista? Ponte en contacto con la CONDUSEF o accede directamente en este enlace.

Orientación jurídica y defensa legal a los usuarios de productos financieros

¿Estás teniendo problemas con un prestamista y necesitas un abogado? La CONDUSEF te proporciona asistencia legal si tú no puedes costearla. Aunque debes tener presente que si te encuentras en un proceso de arbitraje y la CONDUSEF es la mediadora, este servició no estará disponible. En cualquier caso, los defensores buscarán siempre el máximo beneficio para ti.

2. La ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros

Una de las principales leyes en la regulación de los préstamos en México es la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros. Se aplica a todos los servicios financieros prestados por entidades públicas, privadas o del sector social. Es la ley que hizo posible la creación de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). Y se encarga de velar por tus derechos e intereses en tus relaciones con las entidades de crédito. Fue creada para que las relaciones entre las entidades financieras y sus clientes fuesen justas.

3. Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros: comisiones e intereses

¿Estás preocupado por las comisiones que te cobra tu prestamista? Échale un vistazo a la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros. En ella se regulan las comisiones y las cuotas que las entidades financieras incluyen en los contratos.

Antes que nada tienes que saber que las cláusulas que afectan a las comisiones deben estar redactadas con un lenguaje sencillo y fácil de entender.

Los importes tienen que estar indicados de forma clara. Y deben nombrarse explícitamente las acciones o eventos que los generan. También deben estar señaladas las fechas en que se producen y las fechas en que te exigirán el pago.

Tampoco debes olvidar que no pueden obligarte a que pagues intereses por adelantado. Nunca. Cualquiera que sea el tipo de crédito, préstamo o financiamiento que estés contratando.

Además, seguramente te interesa conocer estos detalles sobre las comisiones:

  • No pueden cobrarte más de una comisión por un mismo evento o acción.
  • Está prohibido que te cobren comisiones que impidan tu migración a otras entidades.
  • Sólo pueden cobrarte comisiones si están vinculadas a una acción que tú realizas o a un servicio que te prestan.
  • No está permitido que te cobren comisiones por recibir pagos o créditos de otras entidades.

4. Las tasas de interés

Si estás pensando en pedir un préstamo, las tasas de interés son algo que te quita el sueño, ¿cierto? Entonces, debes saber que el Banco de México es quien se encarga de regularlas. Y los prestamistas las usan como base para calcular los intereses que te van a cobrar.

Lo primero que tienes que tener claro es que las tasas de interés de un crédito pueden negociarse. La entidad de crédito te ofrecerá unas u otras dependiendo de sus políticas y tu situación. Antes de aceptar lo primero que te ofrecen, intenta conseguir una rebaja.

También puedes consultar a diferentes prestamistas o a la CONDUSEF para encontrar otros créditos más asequibles.

Y no olvides que sólo pueden aplicarte una única tasa de interés por cada producto o servicio. Es obligatorio que se exprese en términos anuales. Aunque es perfectamente legal dividir la duración del préstamo en varios períodos y aplicar distintas tasas a cada uno. La duración mínima para cada período es de 3 años.

Las tasas de interés pueden ser modificadas después de la firma del contrato. Debe existir acuerdo entre el prestamista y tú. Y deberás dar tu consentimiento por escrito.

No será válido ningún cambio que el prestamista haga en las tasas de interés de forma unilateral. A menos que se trate de una reducción que vaya en tu beneficio.

La tasa de interés puede ser de tres tipos:

  • Fija.
  • Variable con un límite máximo fijo.
  • Variable determinada por una fórmula acordada con el cliente. Para calcularla se utilizará una de las tasas de referencia de las que se muestran a continuación.

Tasas de referencia

Para los créditos en moneda nacional:

  • Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) proporcionada por el Banco de México.
  • Tasa de rendimiento en colocación primaria de Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES).
  • Costo de Captación a Plazo (CCP) de pasivos representativos de la banca múltiple publicados en el Diario Oficial de la Federación.
  • Tasa Nafin (TNF)
  • Tasa Ponderada del Fondeo Bancario
  • Tasa Ponderada de Fondeo Gubernamental

Para los créditos en UDIS:

  • Tasa de rendimiento en colocación primaria de Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal

Para los créditos en moneda extranjera:

  • Tasas de interés con una referencia de mercado determinadas por autoridades financieras o grupos de entidades del país. Se señalará claramente la fecha y la publicación de donde se obtienen.
  • Para créditos en dólares americanos: Costo de Captación a Plazo (CCP) de pasivos calculado en dólares por el Banco de México.

Puedes visitar la web del Banco de México para obtener información actualizada sobre las tasas de interés. Compáralas con las que te ofrece tu prestamista para hacerte una idea de lo caro o barato que es su producto.

5. Protección contra cláusulas abusivas

Algunos prestamistas pueden intentar incluir cláusulas abusivas en sus contratos. Pero no te preocupes, porque son ilegales. Y si encuentras alguna, debes presentar una reclamación ante la CONDUSEF.

Pero ¿Qué es una cláusula abusiva? Pues se considera como tal a cualquier término o condición que se refiera a temas no relacionados directamente con el servicio que te van a prestar.

Las cláusulas abusivas te serán fáciles de localizar, porque son condiciones que intentan limitar tus derechos. Son cláusulas abusivas aquellas que:

  • Imponen una penalización sin especificar en qué consiste.
  • Permiten al prestamista terminar el contrato sin notificártelo.
  • Cancelan tu crédito por haber terminado otro de forma anticipada.
  • Llevan a cabo acciones no relacionadas con tus obligaciones como cliente.
  • Indican que renuncias a recibir compensaciones derivadas de obligaciones del prestamista.
  • Permiten modificar lo pactado sin tu consentimiento, excepto si los cambios te benefician

A continuación, puedes ver un grupo de condiciones que se consideran cláusulas abusivas en los créditos de nómina, comerciales o contratos de crédito simple:

Cláusulas abusivas en créditos de nómina:

  • Finalizar tu crédito porque has cancelado la cuenta en la que recibías tu nómina.
  • Cancelar tu crédito porque has terminado la relación laboral que tenías cuando lo firmaste.
  • No señalar la fecha de pago de los plazos o indicar fechas indeterminadas como “cuando recibas tu paga”.

Cláusulas abusivas en créditos comerciales:

  • El prestamista puede modificar la forma de pago establecida.
  • Te impiden contratar otro préstamo mientras no termines de pagar el presente.

Cláusulas abusivas en créditos simples:

    • Penalizaciones por plazos no pagados a tiempo sin indicar fechas ni cantidades.
    • Obligarte a avisar por adelantado si quieres hacer un pago anticipado (total o parcial) o no permitirlo.
    • Restringir o limitar el acceso al dinero de otras cuentas mientras el crédito está vigente.
    • Vencimiento anticipado del crédito por incumplir otros que tenías en otras entidades financieras.

¿Cómo puedes ordenar la supresión de cláusulas abusivas?

Recuerda que tienes a la CONDUSEF de tu parte. Ponte en contacto con ellos y haz una reclamación.

6. ¿Cómo hacer una reclamación contra un prestamista?

Ha ocurrido lo peor y has dado con una entidad de crédito que se quiere aprovechar de ti. ¿Quieres saber cómo puedes hacer una reclamación ante la CONDUSEF?

En primer lugar, no te quedes callado ni te avergüences. Los prestamistas oportunistas se benefician cada vez que sus clientes se quedan callados. Es más difícil que reciban su merecido y pueden engañar a otras personas.

Así que deberías presentarte personalmente en las oficinas de la CONDUSEF o enviarles una carta. Ellos necesitarán conocer:

      • Tu nombre y domicilio.
      • La entidad contra la que presentas la reclamación.
      • El nombre y el domicilio de tu representante legal.
      • La entidad contra la que presentas la reclamación.
      • El servicio sobre el que reclamas.
      • Documentación que pruebe que has contratado ese servicio.
      • Una descripción detallada de los hechos.

En caso de que seáis varios los afectados podéis hacer una reclamación conjunta.

El procedimiento de conciliación

Has dado el primer paso y has denunciado los hechos. Ahora, la CONDUSEF investigará el caso y propondrá un acuerdo amistoso para resolver el conflicto y compensarte por lo ocurrido. Te asesorará y te ayudará a entender los efectos y el alcance de dicho acuerdo.

Si el prestamista y tú llegan un acuerdo, se asienta en un acta y se firma.

Si no llegan a un acuerdo, pueden someterse a un procedimiento de arbitraje llevado a cabo por la CONDUSEF.

El procedimiento de arbitraje

El tiempo para las negociaciones ha terminado. Ahora es la CONDUSEF la que debe aportar una solución. Primero escuchará tu versión y la de tu prestamista; después recogerá pruebas. Todo ello para realizar un análisis detallado del caso.

Y al final, la CONDUSEF fallará dándote la razón a ti o a la entidad de crédito en base a las evidencias obtenidas.

Ya ves que no estás solo si quieres pedir un préstamo. Recuerda que tienes a la CONDUSEF de tu lado y puede ayudarte a resolver cualquier problema con tu prestamista.

De todas maneras, deberías escoger una entidad de crédito que tenga buena reputación y te inspire confianza.

Pide aquí tu préstamo y ahórrate dolores de cabeza.